fbpx
Prolapso rectal

Manejo del prolapso rectal con ayuda profesional

El prolapso rectal, una condición en la cual el recto se desliza fuera de su posición normal ocupando el espacio uterino o incluso escapando por el ano , y puede afectar significativamente la calidad de vida de quienes lo padecen. En este artículo, exploraremos cómo la fisioterapia, la nutrición, y el entrenamiento de fuerza se han convertido en elementos clave en el manejo efectivo de este trastorno.

¿Qué es el Prolapso Rectal?

El prolapso rectal implica el deslizamiento del recto fuera de su posición natural, en la cual la parte final del intestino grueso, conocida como el recto, se desplaza fuera de su posición normal y protruye a través del ano. Esta condición puede ocurrir cuando los músculos y tejidos que sostienen el recto en su lugar se debilitan, lo que permite que el recto se salga de su posición natural.

Los factores que pueden contribuir al prolapso rectal incluyen el envejecimiento, el parto, el estreñimiento crónico, la debilidad de los músculos del suelo pélvico y algunas condiciones médicas que afectan la estructura y función de los tejidos rectales.

Síntomas del Prolapso Rectal

Los síntomas del prolapso rectal pueden variar en intensidad y presentación, pero generalmente incluyen una combinación de los siguientes:

Estrías, mala cicatrización…

La aparición de estos síntomas asociados a un parto o cualquier otra situación de esfuerzo importante puede ser un síntoma del prolapso anal. Debido a la gran cantidad de tejido conectivo que existe en el suelo pélvico las alteraciones en el colágeno pueden evidenciar esta condición

Sensación de un bulto o masa

Una de las señales más comunes del prolapso rectal es la percepción de un bulto o masa que protruye desde el ano. Esta sensación puede variar en intensidad y puede ser más evidente durante la actividad física o al estar de pie.

Dificultad para evacuar

Las personas con prolapso rectal a menudo experimentan dificultades para evacuar los intestinos de manera eficiente. El estreñimiento puede originar la obstrucción parcial causada por el recto desplazado.

Pérdida de heces de manera involuntaria

En casos más avanzados, el prolapso rectal puede interferir con el control normal de los músculos anales, lo que puede resultar en la pérdida de heces de manera involuntaria, también conocida como incontinencia fecal.

Dolor o molestias

Algunas personas pueden experimentar dolor o molestias en la zona del recto o el abdomen inferior. Este malestar puede aumentar durante la actividad física o al realizar esfuerzos para evacuar.

prolapso rectal

Sangrado rectal

En algunos casos, el prolapso rectal puede causar irritación en los tejidos, lo que puede llevar a pequeñas pérdidas de sangre durante o después de la evacuación intestinal.

Impacto emocional

Cualquier prolapso, como el rectal también puede tener un impacto emocional, generando preocupación, ansiedad o afectando la autoestima debido a los cambios físicos percibidos.

El prolapso rectal  a menudo asociado con factores como el envejecimiento, el parto y la debilidad muscular.

Fisioterapia para el Prolapso Rectal

La fisioterapia se presenta como una opción no invasiva y efectiva. El reajuste de las presiones corporales, la gestión de la presión abdominal, las técnicas de biofeedback son herramientas poderosas para fortalecer los músculos del suelo pélvico y mejorar el control.

La lucha contra la fuerza de la gravedad es inevitable para todas las personas, la forma en la que nuestro esqueleto se disponga frente a ella determinará la función de todos los sistemas. Por ello, la fisioterapia se puede encargar de reajustar las presiones reeducando la forma en que usamos nuestro cuerpo para combatir contra la gravedad.

La respiración diafragmática es un paso inicial e indispensable, puede contribuye a una acción integradora para la recolocación de los tejidos con el efecto aspirador del ascenso diafragmático, como ocurre durante la exhalación. Existen diversas técnicas, siendo entre las más conocida los Hipopresivos, que pueden formar parte de una fase inicial pero son insuficientes para la lucha contra la gravedad.

Los ejercicios de Kegel son una herramienta importante, imprescindibles para sentir la musculatura profunda del suelo pélvico: el elevador del ano. Sin embargo, tienen la limitación que la cantidad de fibra muscular es pequeña en comparación con la cantidad de tejido conectivo. En consecuencia, la fisioterapia utiliza estrategias integradoras a través de la cadena miofascial posterior para abordar estas situaciones.

El Entrenamiento de Fuerza como Aliado

Emerge como un aliado valioso en la gestión de las presiones intraabdominales, contribuyendo a reducir la carga sobre el diafragma pélvico y mejorando la calidad de vida. A través del entrenamiento de fuerza, se puede mejorar la alineación postural, disminuyendo la carga sobre la región pélvica y favoreciendo un mejor soporte para los órganos internos.

La postura corporal desempeña un papel crucial en la gestión de las presiones intraabdominales.

El entrenamiento de la cadena miofascial posterior implica fortalecer los tejidos y músculos que forman esta cadena, desde la planta de los pies hasta la cabeza. Esto incluye músculos como los de la pantorrilla, los isquiotibiales, los glúteos y la espalda baja. Al fortalecer estos músculos, se crea un equilibrio que contribuye a una mejor postura y función general del cuerpo.

Acompañando una buena respiración de los ejercicios para desafiar al cuerpo para ser eficientes en posturas y posiciones favorables hacen del entrenamiento un cóctel perfecto para recuperar funcionalidad. En este artículo hablamos de la importancia de los tipos de sentadillas para modificar la postura.

La Nutrición en el Prolapso Rectal

La suplementación para el prolapso rectal debe abordarse con precaución y bajo la supervisión de un profesional de la salud, ya que cada caso es único y las necesidades nutricionales pueden variar. Sin embargo, hay ciertos nutrientes y suplementos que podrían ser considerados en el contexto de la salud del suelo pélvico, dada la importancia del tejido conectivo en esta área.

  • Colágeno: es esencial para la salud del tejido conectivo, incluido el que forma el suelo pélvico.
    • Fuente: Suplementos de colágeno, que pueden provenir de fuentes como el colágeno bovino, porcino o de pescado.
  • Vitamina C: contribuye a la formación normal de colágeno y puede apoyar la salud general del tejido conectivo.
    • Fuente: Frutas cítricas, fresas, kiwi, pimientos, suplementos de vitamina C.
  • Vitamina E: tiene propiedades antioxidantes que pueden ayudar a proteger las células y tejidos.
    • Fuente: Aceites vegetales, frutos secos, semillas, suplementos de vitamina E.
  • Omega-3: estos ácidos grasos tienen propiedades antiinflamatorias y contribuir a la salud del tejido.
    • Fuente: Aceite de pescado, semillas de chía, nueces, suplementos de omega-3.
  • Magnesio: ayuda en la contracción y relajación muscular, incluyendo los músculos del suelo pélvico.
    • Fuente: Frutas, verduras de hojas verdes, frutos secos, suplementos de magnesio.
  • Probióticos: en determinados casos para favorecer la salud intestinal y contribuir a la prevención del estreñimiento, que es un factor relacionado con el prolapso rectal.
    • Fuente: Yogur, kéfir, suplementos probióticos.

Preguntas Frecuentes sobre el Prolapso Rectal

¿La fisioterapia es dolorosa?

No, de hecho en los prolapso rectal no suele ser terapia invasiva.

¿Cuánto tiempo lleva ver mejoras?

La duración siempre es a largo plazo, pues esta condición salvo cirugía es para siempre. Aprender a gestionarla es un camino persistente pero reconfortante. Mejoras pueden aparecer en las primeras sesiones pero los cambios relevantes llevan meses e incluso años.

¿Puede el prolapso rectal resolverse sin cirugía?

En la mayoría de los casos, una estrategia integradora consigue restaurar una vida normalizada. La reeducación del patrón respiratorio, la conciencia y control de la activación de la musculatura del suelo pélvico, poner en pretensión la cadena miofascial posterior lleva tiempo para integrarse.

¿Los ejercicios de fuerza son seguros para todos?

Sí, todos los ejercicios de fuerza bien diseñados por un profesional que conozca la condición del prolapso es efectivo.

¿Cómo puedo mantener los resultados a largo plazo?

Valoración inicial, adhesión a un programa específico y adaptado a las necesidades individuales.

Ven a conocernos

La combinación de fisioterapia, nutrición y entrenamiento de fuerza ofrece una senda esperanzadora para aquellos que enfrentan el prolapso rectal. Al adoptar un enfoque personalizado y holístico, es posible recuperar la calidad de vida perdida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× +info